"Solo me quiero sentir bien en mi cuerpo"

Esta entrada del blog es un texto de Rachel Cole que he traducido para ti. Si quieres leer el original en inglés da clic aquí. 

Ésta es la época del año en que escucho de los planes de dieta. A pesar de mi línea de trabajo y a pesar de mi muy pública postura anti-dieta, las personas siguen compartiendo conmigo sus planes de régimen para enero / este año. A pesar de toda la evidencia de que las dietas no funcionan, la justificación más común que escucho es:

“Solo quiero sentirme bien en mi cuerpo, ¿ya sabes?”

Sí sé. A mí también me gusta sentirme bien en mi cuerpo. Desafortunadamente, hacer dieta no nos llevará ahí a largo plazo y casi siempre nos deja sintiéndonos pero. Aquí hay algunos consejos para obtener ese sentimiento de bienestar en nuestro cuerpo:

Así que, ¿quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Bueno, comencemos por el hecho de que nuestros cuerpos no están ahí para solamente sentirse bien. Nuestros cuerpos están ahí para sentir. Para sentirlo todo. Así que cuando solamente perseguimos sentirnos bien en nuestro cuerpo descubriremos que en ocasiones nos tenemos que sentir mal. Tendremos que sentir ese dolor en la espalda. Tendremos que sentir la desorientación de estar en un cuerpo en el que quizá no hemos habitado por algún tiempo. Tendremos que sentir la furia que hemos estado dirigiendo de manera equivocada a nuestra piel, y que necesita ser re-dirigida al patriarcado, la industria de las dietas y las personas específicas en nuestras vidas que nos han avergonzado. Si quieres sentirte bien en tu cuerpo tienes primero que hacer las paces con sentir.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Entonces escúchalo. En vez de ir en la dirección exactamente opuesta de lo que quiere (un vaso de agua, algo de aire fresco, más sueño, un paquete de galletas Ore) no te detengas, no te lo saltes. Simplemente escúchalo y atiende su llamado con cuanta devoción seas capaz de hacer acopio.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Erige límites más grandes y firmes. Di a tu pareja cómo te gusta ser tocadx y lo que no se siente bien. Practica decir no. En serio, dilo en el espejo una docena de veces antes de lavarte los dientes. Siente su poder.

Haz una lista de las personas y problemas que no son tuyos para resolver. Recobra tu cuerpo de la lista de proyectos de otras personas. Vete de la fiesta temprano o sáltatela. Enseña a las personas a tu alrededor lo que está bien y lo que no está bien para ti. Los límites son esenciales para sentirte bien en tu cuerpo.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Vota por políticas y personas que buscarán mejor acceso a la salud, derechos de las mujeres y apoyo para quienes tienen menos privilegios. Vota en todas las elecciones.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Compra y usa ropa que le quede al cuerpo que tengas ahora. Dona o guarda cualquier prenda que no respete tu cuerpo actual. Pregúntale a tu cuerpo qué se sentiría bien usar y escúchalo.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

happy fat.png

Deja de intentar reducir el tamaño de tu cuerpo. Ésa es una forma segura de sentirte fatal.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Trabaja para dejar de clasificar los cuerpos que ves en el mundo. Observa tus pensamientos al desviarse tus ojos al estómago o muslos o arrugas de otras personas. Deja ir la necesidad de asumir cosas acerca de su estilo de vida, su dieta, su vida sexual. Deja ir la idea de que la vida es un concurso de belleza. Deja entrar tantos sabores de belleza como puedas.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Recuerda que eres un animal (Homo sapiens para ser exactos), no una muñeca de plástico. Eso significa que el pelo, olor, secreciones, celulitis, granos, estrías y arrugas son naturales y normales. Eso significa que tus labios y tus pechos no están hechos para verse llenos y firmes durante toda tu vida – o en absoluto. Eso significa que tu pelo no está hecho para tener el mismo brillo que la melena de la Barbie. Dilo conmigo: soy un animal, no una muñeca de plástico.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Haz ofrendas generosas a tus cinco sentidos. Muévete en formas que se sientan sensuales, divertidas, bondadosas, que te aviven.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Abraza el hecho de las fluctuaciones de peso a lo largo de un día, una semana, un mes, un año, una vida, son NORMALES.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Ayuda a crear un mundo en el que las personas que son menos convencionalmente atractivas, que están fuera de las normas de género, que son gordas, que tienen capacidades diferentes, que no son blancas, que son mayores, sean bienvenidas y libres.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Nunca te disculpes por él.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Si puedes, hazte check-ups y limpiezas dentales de manera habitual. Si no te cae bien tu médico (o peor, si tu médico no promueve salud en todas las tallas), y puedes cambiar, hazlo de inmediato.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Deja de etiquetar el cuidado de tu cuerpo, en cualquier forma que quieras que adopte para ti, como un lujo. Ya sea una siesta o un masaje de cuello, si puedes pagarlo, no es un lujo.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Recuerda que las señales de hambre y saciedad son tus amigas. Nunca es demasiado tarde para re-aprender a comer intuitivamente. Sé consciente de que intentar anular, ignorar o minimizar tu hambre únicamente será contraproducente. Deshazte de tu lista de alimentos ‘buenos’ y ‘malos’.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Si te hacer sentir menos o promueve que niegues o ignores las señales de tu cuerpo: Cancela tu suscripción. Deja de seguir. Salte.

Si te recuerda de que eres suficiente y expande tu percepción de cuerpos humanos: Sigue. Suscríbete. Entra.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Sé intencional, en vez de pasivx en tus elecciones de usar o no cafeína, alcohol y otras sustancias. Tú decides lo que está bien para ti.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Recuerda que los antidepresivos no son señal de debilidad.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Date cuenta de que la confirmación de que eres suficiente nunca ha estado fuera de ti.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Celebra tus sensibilidades. Sé aliadx y defensorx de cuán profundamente e intensamente sientes.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Vuélvete hábil en identificar los muchos disfraces que la industria de las dietas utiliza para venderte.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Deja de intentar ser ‘buena niña’. Ocupa espacio. Sé rebelde. Sé estridente. Sé plena. Sé imperfecta.

¿Quieres sentirte bien en tu cuerpo?

Busca estar encarnadx en ESTE cuerpo. aquí. ahora. carne. viva. humana. necesitada. sagrada. única.

Que 2018 sea el año en que un ejército de personas decide que lo que este mundo necesita más que su obediencia o su belleza es su libertad, su gozo, su inequívoco no, su feroz empatía, su poder liberado, su foco de láser, sus voces estridentes y su presencia encarnada.

Acerca de la traductora:

Lilia Graue es médica, psicoterapeuta, instructora certificada de Mindful Eating y Proveedora Certificada de Body Trust®. Es pionera en el ámbito de alimentación consciente, cuidado con enfoque inclusivo de todos los cuerpos y Salud en Todas las Tallas en el mundo de habla hispana. Es activista de liberación corporal. Fundó y dirige Mindful Eating México®, es fundadora de HAES® México y fungió como Vicepresidenta de The Center for Mindful Eating. Puedes contactar a Lilia en lilia@mindfuleatingmexico.com

Lilia Graue