Re-encuadrando la práctica de salud nutricional a través del lente de Salud en Todas las Tallas y aceptación corporal

“La verdad puede ser desconcertante. Puede costarnos trabajo lidiar con ella. Puede ser contra-intuitiva. Puede contradecir prejuicios profundamente arraigados. Puede no estar en consonancia con lo que desesperadamente queremos que sea verdad. Pero nuestras preferencias no determinan lo que es verdad.” Carl Sagan

En este blog te comparto un texto (traducido y editado) de Laila Shana’a.

Cuando les digo a las personas que soy partidaria de Salud en Todas las Tallas (HAES®) comienzan a INDIGNARSE antes de que pueda terminar de hablar. Antes de explicarte lo que HAES® no es, voy a abordar lo que SÍ es.

happy fat working out.jpg

HAES® es un enfoque inclusivo con respecto al peso en la práctica de provisión de salud. En vez de enfocarnos en pérdida de peso, quienes nos basamos en HAES® utilizamos cuidado compasivo que enfatiza cambio de conducta, en vez de cambio de cuerpo.

Si queremos ser un sistema de salud enfocado en mejorar la salud y calidad de vida de nuestrxs pacientes, y no en sostener prácticas dañinas para preservar nuestro ego, estamos haciendo un muy mal trabajo. El cuidado de la salud centrado en el peso con frecuencia nubla las cosas importantes, y refuerza suposiciones acerca de personas que viven en cuerpos de mayor tamaño (es decir, asocia un cuerpo gordo con un estilo de vida no saludable simplemente por su tamaño).

Ahora, lo que HAES® no es:

  1. Una excusa o salida fácil. Estudio de “obesidad” tras estudio de “obesidad” se publica, con una conclusión de “bueno, esto no funcionó. Y tampoco funcionaron las últimas 10,000 intervenciones de pérdida de peso. Pero sigamos gastando dinero buscando la forma de encoger a las personas.” (Si quieres leer revisiones detalladas de los desenlaces a largo plazo de la investigación dedicada a la pérdida de peso, te recomendamos mucho los libros Why Diets Make Us Fat: The Unintended Consequences of Our Obsession With Weight Loss de Sandra Aamodt y Body of Truth: How Science, History and Culture Drive Our Obsession with Weight – and What We Can Do about It de Harriet Brown). HAES® toma la evidencia, que no respalda la pérdida de peso como un desenlace racional, y la No es una excusa – es adaptar nuestra práctica a la evidencia científica.

  2. Una completa indiferencia acerca de la salud. Como podrás haber notado, HAES® comienza por salud. La suposición de que únicamente podemos ganar salud en cierto peso es opresiva y obsoleta. Existe un gran cuerpo de evidencia que demuestra que la asociación entre las conductas y la salud es mucho más fuerte que la asociación entre peso y salud. Ahora, no soy fan de las asociaciones, porque no demuestran absolutamente nada en términos de causalidad. Pero – si éste es el estándar que hemos utilizado en la investigación de “obesidad”, ¿por qué no subirnos al tren de las asociaciones?

  3. Satanizar el peso en y por sí mismo. HAES® no pretende satanizar la pérdida de peso que ha sido resultado de un cambio en conducta y un foco en alimentación intuitiva o consciente. El problema es la pérdida de peso como meta. Si estamos promoviendo pérdida de peso como medida de éxito, estamos ignorando el potencial para causar conductas alimentarias de riesgo. Los seres humanos solamente logramos cambio saludable y sustentable a través de recompensas internas. Esto significa que el cambio de conducta necesita ser disfrutable y empoderador. Así que, como profesionales de salud racionales y sensatos, necesitamos alentar lo que es eficaz, no solo lo que queremos que un robot haga.

  4. Apoya una agenda salutista. El salutismo es tal y como suena, un complejo de superioridad creado para asignar valor a las personas en función de su búsqueda o nivel de salud. La salud es diferente para cada persona. Ése es el punto de HAES®. Ya sea que salud signifique comer una buena porción de Ben and Jerry’s o preparar quinoa con coles de Bruselas, le toca a cada persona definirlo. La promoción de la salud es algo que nos corresponde, pero sin la sugerencia de que se es una persona más o menos valiosa en función del “apego”. La vida es lo suficientemente difícil, tus pacientes necesitan tu presencia empática y compasiva, no tus juicios basados en sus decisiones personales.

¿Moraleja de la historia? HAES® no es para nada un enfoque flojo para la salud. Nuestro modelo de salud centrado en el peso es ineficaz, y necesitamos un inquebrantable compromiso con cuidado sensato y compasivo.

Este concepto es difícil de adoptar. Es difícil desafiar nuestros prejuicios y dejar atrás gran parte de lo que aprendimos en nuestra formación (personal y profesional). Es muy doloroso vivir el duelo de la conciencia de que hemos estado haciendo daño – nosotras ya pasamos por ahí. Y no es tu culpa, ni es necesario que te sientas avergonzadx – el hecho de que hayas creído (o sigas creyendo) que el peso es un indicador confiable de salud o un medidor de la conducta alimentaria de alguien simplemente demuestra que tu socialización en esta cultura ha sido exitosa.

La máscara de promoción de la salud utilizada por la cultura de las dietas es una ideología lucrativa. Pero si alguien está lucrando, es muy probable que muchas personas estén sufriendo. Si podemos comenzar a desacoplar lo que se enseña de lo que está comprobado, podremos avanzar.

Acerca de la traductora y editora:

Lilia Graue es médica, psicoterapeuta, instructora certificada de Mindful Eating y Proveedora Certificada de Body Trust®. Es pionera en el ámbito de alimentación consciente, cuidado con enfoque inclusivo de todos los cuerpos y Salud en Todas las Tallas en el mundo de habla hispana. Es activista de liberación corporal. Fundó y dirige Mindful Eating México®, es fundadora de HAES® México y fungió como Vicepresidenta de The Center for Mindful Eating. Puedes contactar a Lilia en lilia@mindfuleatingmexico.com

Lilia Graue