2019: el año para des-aprender a estar a dieta

Con el nuevo año nos llenamos de nuevos proyectos, de propósitos y de energía renovada para hacer eso que nos llenará de felicidad. Dentro de los propósitos más comunes está la pérdida de peso.

Al comenzar el año traemos a nuestra mente las reglas que tanto hemos escuchado sobre la alimentación. Una vez más nos desconectamos de lo que el cuerpo necesita para atender las especificaciones externas de lo que deberíamos comer para lograr vernos de cierta manera.

¡Noticia de última hora! Tú, ya sabes comer.

Tu cuerpo sabe perfectamente qué es lo que necesita para funcionar de forma armónica y sostenerte en las actividades que realizas, para abrazarte en días difíciles y para darle hacia adelante para cumplir tus sueños.

El cuerpo humano es tan increíble como la naturaleza misma, y todo el tiempo trabaja para mantenernos en equilibrio.

 El problema es que desbalanceamos a nuestro cuerpo siguiendo cientos de reglas que impone el exterior.  Desde “cómete todo lo que está en el plato” a “come solo una tortilla en la comida” o “no comas carbohidratos después de las 6:00pm”. ¿Suena familiar?

La naturaleza y funcionamiento de nuestro cuerpo se ven afectados cuando regimos todas nuestras decisiones a partir de estímulos externos, en particular de aquellos que nos hacen ignorar por completo lo que el cuerpo necesita.

Aprendemos a ignorar cuando tenemos hambre porque queremos bajar de peso o porque hay muchas actividades que hacer en el trabajo. Aprendemos a que hay alimentos buenos y malos, y también aprendemos a sentir culpa cuando comemos lo que “no debemos”. Aprendemos a que para pertenecer a nuestra sociedad hay que tener un cuerpo delgado. Aprendemos a castigar a nuestro cuerpo con dietas, ejercicio que no disfrutamos con tal de deshacernos de las calorías extras del fin de semana, todo para volver a empezar el lunes.

 La clave no es aprender a comer, lo que hay que hacer es des-aprender a estar a dieta. Dejar atrás los pensamientos restrictivos, la culpa, y las reglas que no son las del propio cuerpo. Hacer esto es un proceso de exploración, curiosidad y de estar cerquita de uno mismo para des-aprender a estar a dieta y dejar que nuestro cuerpo se alimente con intuición y naturalidad.

Acerca de la autora: Martha es nutrióloga y maestra de yoga, amante de la naturaleza, de comer, bailar, escuchar música y practicar yoga. Es fiel fanática de los hotcakes con tocino. En su recorrido personal y profesional ha podido entender que la alimentación involucra mucho más de diversos aspectos de nuestras vidas de lo que normalmente vemos y que las dietas crean una mentalidad de restricción, culpa, preocupación y otras conductas que refuerzan una relación estresante con la comida, y por lo tanto con nosotros mismos. Tiene una práctica privada de nutrición en la Ciudad de México. Puedes contactarla en minutricionconsciente@gmail.com.

Martha de la TorreComment